¿SON PELIGROSOS LOS COCHES AUTÓNOMOS?

 

Lo que hace unos años parecía imposible en la actualidad es real. Los coches que se conducen solos ya no sólo aparecen en las películas, sino que ya circulan por las carreteras de cualquier país. Aun así, muchos desconfían de estos coches, ¿son realmente peligrosos los coches autónomos? Desde Torres Lara Motor te lo contamos.

Confianza o desconfianza en los coches autónomos

Son muchos los que desconfían de estos coches después de que uno de ellos produjese un atropello mortal en Arizona, EEUU, mientras estaba realizando unas pruebas de circulación. Desde entonces las dudas sobre la seguridad de estos vehículos se han multiplicado.

La mayor parte de las pruebas realizadas hasta el momento se han llevado siempre a cabo con un conductor de apoyo, es decir, con un pasajero capaz de tomar las riendas del vehículo en caso de peligro. Aunque es cierto que poco se puede hacer frente imprudencias de transeúntes, que en ocasiones cruzan por donde no deben o incluso se saltan semáforos en rojo.

Por eso, si te subes a un coche autónomo, estamos seguros de que tu primer impulso será sujetar el volante o agarrarte a algún lado, el cerebro humano no está preparado, a priori, para confiar en este tipo de automóvil. Pero desde su aparición y hasta ahora, la opinión de los consumidores ha cambiado y cada vez muestran una mayor confianza ante este tipo de vehículos.

 

coche autonomo, seguridad coche autonomo, confianza coche autonomo, vehiculo autonomo

 

Según los resultados del estudio “2018 Deloitte Global Automotive Consumer”, la percepción de los consumidores ha cambiado respecto a los coches autónomos, aumentando la confianza hacia los mismos. En Alemania ha pasado del 72% al 45% de desconfianza, y en Francia del 65% al 37%. Aunque es relevante observar como los chinos son los consumidores que tienen más confianza en el coche autónomo, tan solo un 26% de los consumidores asiáticos demuestran desconfianza para viajar sin sujetar el volante.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que este tipo de vehículos no se cansan, no se enfadan en medio de un atasco, ni se emborrachan, pero aun no reaccionan ante la incertidumbre o ante situaciones ambiguas como un conductor humano.

El camino por recorrer aun es largo, aunque la tecnología avanza rápidamente y ya son muchos los últimos modelos de coches que cuentan con sistemas de asistencia a la conducción. Sistemas como el frenado automático, el asistente de mantenimiento en carril o el detector de fatiga entre otros, todos ellos proporcionan un plus de seguridad.

Preocupaciones en torno a los coches autónomos

Aparte de la seguridad de este tipo de vehículos, algo que preocupa a los consumidores es el uso de sus datos personales. Muchos conductores manifiestan que sus datos personales pueden correr riesgos, pasar a otras manos o ser mal utilizados debido a las nuevas tecnologías.

También se preocupan por la seguridad informática del “software” ya que muchos consideran que existen riesgos de sufrir ataques de hackers.

Como ves, las dudas que generan este tipo de vehículos aún son muchas y las grandes empresas automovilísticas tienen que trabajar duramente para disiparlas. Pero, seguramente, estamos más cerca de lo que creemos de ver estos coches diariamente por las calles de nuestra ciudad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario