Noticiastestigo coche

En muchas ocasiones los testigos de tu coche se pueden iluminar si ocurre algo. Pero, ¿qué tienes que hacer cuando esto ocurre? Desde Torres Lara Motor te contamos cómo actuar si esto te sucede en un trayecto.

Si tu coche no es tan moderno, probablemente no tenga muchas señalizaciones de testigos de averías, pero con los avances de la tecnología, los últimos modelos de coche tienen mayor cantidad de testigos de coche que indican posibles problemas de funcionamiento.

Casi todos los vehículos, y sobre todo los más nuevos, cuentan con un método estándar de señalización de los avisos de un testigo. El sistema de señales de un testigo está relacionado con los colores del semáforo para avisarnos sobre el nivel de peligro que puede afectar a alguna de las partes de nuestro coche.  El color verde suele ser informativo, el color amarillo indica un posible fallo en el sistema y el color rojo indica que el fallo podría ser más grave.

Qué mirar si se encienden los testigos de tu coche

Pueden ser muchas las causas por las que un testigo de tu coche llegue a encenderse. Te contamos algunas de ellas.

Presión de inflado de los neumáticos

Es muy común que aparezca una luz amarilla para indicarnos que la presión de los neumáticos es baja. Es posible que el testigo del coche esté encendido, revises el nivel de presión y el neumático esté en perfectas condiciones. Esta incongruencia puede presentarse por un problema en el sistema de control de presión. En este caso debes llevar el coche al taller para que este detalle pueda ser solucionado.

Si este aviso vuelve a repetirse unas cuantas veces más, ha llegado la hora de cambiar tus neumáticos.

Frenos

En materia de frenos, si las luces que se encienden son amarillas, es posible que las pastillas estén desgastadas. Si el color que se enciende es rojo, puede indicar varias cosas: que el freno de manos esté activado, que está bajo el nivel o hay una fuga de líquido de frenos. Si compruebas que no es el freno de manos, detente lo más pronto que puedas y pide asistencia.

Nivel del aceite de motor

Si este testigo se enciende de color amarillo significa que está muy bajo el nivel de aceite del motor. Para solucionar este problema, lo más recomendable es que cambies el aceite, pues el anterior quizás ya no esté en buenas condiciones, razón por la que no debe mezclarse con un aceite nuevo.

Presión del aceite de motor

Si ahora el mismo testigo de avería anterior está encendido con una luz roja, indica que es demasiado baja la presión del aceite de motor y lo más recomendable es detenerte con inmediatez. Este testigo puede encenderse debido a un escape de aceite y el motor podría quemarse si mantienes encendido el coche.

Anomalía en los gases de escape

Si este testigo tiene encendida la luz amarilla indica que existe algún tipo de problema en el sistema de inyección, los gases de escape o en el motor. Si adicionalmente a la luz amarilla encendida notas que el motor pierde potencia, es probable que se active el modo emergencia. Si adicionalmente a todos estos signos el testigo parpadea, detente enseguida, pues el coche podría recalentarse.

Líquido refrigerante

Un termómetro rojo e ncendido indica problemas con el líquido refrigerante, bien sea muy baja temperatura o muy alta. En ambos casos, lo más recomendable es apagar el coche para no generar recalentamiento.

Batería

Si está encendido el símbolo rojo de la batería podría significar tres cosas: el alternador está fallando, el sistema eléctrico está averiado o que la batería se está cargando. En cualquiera de los casos evita apagar el motor pues si el fallo es por falta de carga en la batería, no podrás volver a arrancarlo. Apaga todos los aparatos eléctricos como el aire o la radio y dirígete inmediatamente al taller.

Testigo de precalentamiento del motor

Si esta advertencia luminosa en el coche en color amarillo o rojo se mantiene fija después del arranque, indica un problema de calentamiento del motor. Si parpadea, podría indicar una avería en el funcionamiento del motor. Si no hay algún sonido raro o vibración puedes conducir con precaución hasta el taller, de lo contrario, contrata un servicio de grúa.

Testigo del control de estabilidad/tracción

Al encenderse este indicador, significa que los sistemas de estabilidad y tracción están desactivados, quizás podrías haber accionado el botón ESP sin darte cuenta. Vuelve a activarlo pues podría ser peligroso conducir en esas condiciones, sobre todo si transitas una carretera con muchas curvas. Este testigo podría encenderse también si es necesario alinear correctamente los neumáticos.